¡Feliz Año Nuevo! Mientras haya un mañana, habrá una oportunidad

CGCopywriter
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email
WhatsApp

Siempre me gustó llevar la contraria y casi siempre que lo hice me fue bien. Claro, alguna que otra vez tuve que pagar un costoso precio, pero a la larga el balance es muy favorable.

Esta vez, debo confesarlo, no fue premeditado. Fue, más bien, producto de la resistencia, de la resiliencia, de la pasión y de la disciplina exhibida los últimos años. Una recompensa.

2020 fue, seguramente, el año más duro de la vida de muchas personas. De un día para otro, la vida a la que estábamos acostumbrados cambió y nos sometió a difíciles pruebas.

Algunos, tristemente, no pudieron superarlas. La vida nos los arrebató de manera dolorosa sin siquiera darnos la oportunidad de darles un adiós, de acompañarlos en ese último viaje.

La vida, sin embargo, es como una montaña rusa: mientras unos suben, otros bajamos, y viceversa. Quizás por eso este 2020 fue el mejor año de mi vida de los últimos 10.

Hace años, también tuve una crisis, ¿o fueron varias simultáneas? Malas decisiones, malas compañías, malas energías y la sumatoria de las anteriores me pusieron en aprietos.

Como tantas personas lo hicieron en 2020, hace años tuve que cambiar hábitos, realizar una profunda limpieza y cuidar de mí y de mi círculo cercano. ¡Fue una transformación!

Cambié el rumbo de mi vida y de mi trayectoria profesional. Tras tocar fondo, tras estar completamente roto, no hubo más remedio que recoger y pegar los pedacitos.

Un proceso que en los últimos cuatro años me llevó por los insondables y maravillosos caminos del marketing, un universo en el que hallé nuevas oportunidades de crecimiento personal y profesional.

Un proceso de aprendizaje y enriquecimiento espiritual que explotó este 2020. Un año en el que, gracias a Dios, todo lo que me ocurrió fue positivo, con grandes logros y satisfacciones.

No puedo negar que me sentí extraño porque mientras tantas personas la pasaban realmente mal, yo cosechaba los frutos que sembré tiempo atrás. Una cosecha que, valga decirlo, fue abundante.

Jamás me faltaron clientes, mi trabajo fue reconocido y agradecido, viví mi primera experiencia como conferencista en un evento internacional y cristalicé el sueño de mi página web.

No tengo nada que reprocharle a 2020. Solo me dio felicidad, alegrías, más allá de la incomodidad que significó el confinamiento, dejar de hacer cosas que me gustan o dejar de ver a mis amigos.

Hoy agradezco que nunca me rendí, que aprendí a rodearme de las personas ideales para crecer, que aposté por mis dones y talentos y que nunca dejé de aprender, ni de intentarlo.

Ese, precisamente, es mi mensaje en este saludo de Año Nuevo: cree en ti, confía en que lo mejor está por venir, deja tu vida en manos de Dios y aprovecha cada día como si fuera el último.

Lo que siembres hoy lo cosecharás mañana. Es una ley de la naturaleza. Hay que tener paciencia, pero trabajar y trabajar mientras tanto. Y rodéate de quienes te ayuden a ser tu mejor versión.

Un día malo, un año malo, no es tu destino, no es tu vida. Mientras exista un mañana, siempre habrá una oportunidad. Y depende de ti aprovecharla para cambiar esa situación negativa.

Si crees que puedes y trabajas para conseguirlo, lo conseguirás. Sea lo que sea. Aprende que el único fracaso es renunciar a tus sueños, dejar de luchar por aquello que te hace feliz.

Te envío un cálido saludo de Año Nuevo y un fuerte abrazo con la esperanza de que este año que comienza sea para ti tan positivo y constructivo como 2020 lo fue para mí.

Que ojalá en 2021 podamos compartir muchas experiencias gratificantes y enriquecedoras, que podamos escribir juntos un historia que deje recuerdos imborrables.

Que tengas paz y tranquilidad, salud y felicidad, prosperidad y abundancia. Que cumplas muchos sueños, conozcas personas maravillosas y disfrutes de la vida junto con los que amas.

¡Feliz Año Nuevo!

Si te gustó este artículo, por favor, ¡compártelo con tus amigos en las redes sociales!

También puedes dejarme un comentario justo acá abajo. ¡Tu opinión es muy importante!

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email
WhatsApp

Una respuesta a «¡Feliz Año Nuevo! Mientras haya un mañana, habrá una oportunidad»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.